Diferencias entre SEO y SEM

Dentro del marketing de buscadores, existen diferencias significativas entre las estrategias de posicionamiento orgánico (SEO) y la gestión de los enlaces patrocinados en los motores de búsqueda, lo que se conoce como SEM (Seach Engine Marketing).A menudo, estos dos conceptos son confundidos por los usuarios aunque en la práctica, el SEO y el SEM afecta a diferentes áreas dentro de las páginas de resultados de los buscadores. De manera general, el término SEM se refiere a la promoción de un sitio web mediante el uso de métodos de pago como Adwords o la colocación de anuncios en sitios webs o blogs muy visitados. El SEO por su parte, se trata entre otras cosas, de lograr que nuestro sitio sea fácilmente rastreable por los motores de búsqueda e indexado en el índice de forma que pueda ser mostrado para determinadas búsquedas.

La combinación de ambas resulta especialmente atractivo de cara a obtener mejores resultados a corto y largo plazo. Desde que Google se preocupa por la privacidad en las búsquedas, identificando como ‘Not provided’ las palabras clave que los usuarios buscan en Google teniendo una sesión iniciada, la inversión en Adwords puede ser realmente interesante para saber qué palabras se buscan, cuáles nos traen tráfico a nuestro sitio web y cuáles son las que mejor convierten.

SEO vs SEM, Métricas a tener en cuenta

Para establecer las diferencias entre SEO vs SEM, nos basaremos en una serie de aspectos, como son:

Número de palabras clave

  • SEO: número limitado de palabras clave.
  • SEM: número ilimitado de palabras clave.

Cuando planteamos una estrategia SEO, el número de palabras clave con las que posteriormente trabajaremos será limitado y tendrá mucho que ver con el número de páginas del portal. En el caso de la publicidad de pago, se podrá pujar por un número ilimitado de palabras clave, siendo muy útil esta acción para identificar aquellas keywords que traen tráfico cualificado.

Coste

  • SEO: solo pagamos por el trabajo de optimización.
  • SEM: se paga por visitas y por la gestión de campaña.

Establecer una estrategia SEO a medio/largo plazo y ejecutarla requiere del trabajo de un especialista que realice tareas de optimización de la propia página y de construcción de la popularidad web del propio sitio. Por lo tanto, se trata de llevar a cabo de una serie de técnicas. En el caso de SEM, además del tiempo del profesional en la administración y gestión de la campaña, también se paga por las visitas desde los enlaces patrocinados.

Tiempo

  • SEO: trabajo a medio/largo plazo. Obtener resultados puede tardar, en algunos casos, semanas o meses y en cualquier, requiere de un trabajo continuo de mantenimiento y optimización.
  • SEM: el lanzamiento de la campaña requiere de relativamente poco tiempo y se pueden empezar a conseguir clics desde el primer segundo.

Flexibilidad a cambios

  • SEO: poco flexible. Para que muchos cambios surtan efectos, podrían pasar días o semanas. Por ejemplo, para que un cambio de título efectivo es necesario que el robot del buscador rastree la página de nuevo y actualice el resultado.
  • SEM: muy flexible. Cualquier cambio dentro de la campaña, por ejemplo, el texto del anuncio, se refleja instantáneamente en la página de resultados del buscador.

CTR

  • SEO: está demostrado que el CTR por debajo de la 5ª posición es inferior al 5%, lo que condiciona mucho el trabajo de optimización.
  • SEM: en el caso de sistemas de publicidad como Adwords, se pueden obtener CTRs muy altos en los 3 primeros resultados, pudiendo alcanzar el 35-30% en el caso de situarse en primera posición.  En cualquier caso, tanto en SEO y SEM, el CTR disminuye a medida que empeora la posición en los rankings.
Anuncios